Estudios Telemedicina

La telemedicina para el control de la diabetes tipo 2

Los pacientes experimentaron una mejoría de los síntomas en el 67% de los casos.


Una de las enfermedades más vinculadas con la telemedicina y con la telemonitorización es sin duda la diabetes por las grandes ventajas que suponen los glucómetros conectados con terminales de telemedicina que permiten la transmisión remota de los datos recogidos.

En Estados Unidos, donde nos llevan años de ventaja en el uso de telemedicina, es habitual el uso de dispositivos de telemedicina en poblaciones rurales. Por ejemplo, la revista especializada North Carolina Medical Journal ha hecho públicos los datos de la Administración de Recursos y Servicios de Salud que en el Estado de Carolina del Norte lleva desde hace 3 años implantando un programa de telemedicina para la diabetes tipo 2 en zonas rurales.

Este programa de telemedicina para la población rural diabética se destinó a personas con un control de la enfermedad deficiente y que vivían en zonas rurales o con poco acceso a las grandes urbes.

Se instalaron terminales de telemedicina multiusuario en farmacias cercanas a la población rural. Así, el farmacéutico que normalmente atendía a esta población se convirtió en una parte importante del programa.

Los pacientes de diabetes tipo 2 debían comunicarse cada semana mediante videoconferencia con los profesionales sanitarios de atención primaria que seguían su caso.

Los farmacéuticos por su parte, evalúan el seguimiento del paciente del tratamiento, si conocían lo suficiente sobre su enfermedad y en casos de personas con diabetes tipo 2 insulinizadas si se inyectaban correctamente.

Los farmacéuticos también realizan una importante labor de formación, ayudando a los pacientes a entender la relación entre la medicación y la estabilización de la glucosa y una labor educacional, educando al paciente sobre la autogestión de su enfermedad.

Gracias a la tecnología se pudieron realizar reuniones con un equipo interdisciplinario que pese a la distancia y dispersión permitía reunir al paciente con el equipo médico que sigue su caso.

Después de tres años de implementación del programa la conclusión es que se ha conseguido una mejora general en el peso de los pacientes con diabetes tipo 2, así como un mejor control de su enfermedad.

Los pacientes experimentaron una mejoría de los síntomas en el 67% de los casos.

El equipo interdisciplinario que siguió a sus pacientes a distancia comparó sus resultados con los resultados obtenidos con pacientes que atendían de manera presencial y los datos obtenidos con cada grupo de pacientes fueron similares. Un dato que nos permite afirmar que la telemedicina es un recurso efectivo para el control sanitario de la diabetes.


Ver comentarios
Actualmente no hay comentarios

Deja un comentario